A Mal Tiempo… Buenas Fotos

Toma de Fotos con Mal Tiempo

Parodiando a la abuela, “a mal tiempo… buena cara”, podríamos afirmar que las fotos con mal tiempo -lluvia, neblina. viento,granizo…- aumentan las posibilidades de obtener fotografías diferentes, tanto en el paisaje urbano como en el rural.

Una escena o sitio sin ningún atractivo especial para fotografiarlo, se puede convertir en un sujeto muy atractivo fotográficamente cuando el llega el “mal tiempo”.

Muchas personas cuando empieza a llover o el cielo se encapota lo primero que hacen es esconder o “proteger” la cámara.  Los enamorados de la fotografía lo que hacemos es -obviamente sin exponer la cámara electrónica al agua-  buscar nuevos motivos para aumentar nuestro álbum fotográfico.

Un paisaje urbano nocturno, por ejemplo, durante la lluvia o después de haber llovido el piso de sus calles se adorna con los reflejos multi colores de la iluminación de la ciudad.

Cuando se pierde la visibilidad por la neblina, la lluvia o cualquier factor atmosférico, la imagen se simplifica pues hay menos elementos llamativos  y las posibilidades visuales para el fotógrafo se multiplican. Entre menos… más.

El motociclista fue fotografiado con el celular desde el carro mientras se esperaba el cambio de semáforo en Bogotá, a través del parabrisas mojado;  las gotas sobre el vidrio produjeron una fotografía de la llamada corriente pictórica, como pintada a espátula.

La foto del paisaje boyacense fue tomada sobre la vía Tunja-Bogotá y con el bus en movimiento. Las dos primeras fotos de mal tiempo fueron tomadas en Bogotá, también  desde el carro en movimiento. La sola presencia de las sombrillas invitan al aficionado a la fotografía a desenfundar su cámara o celular.

La foto de la venta de frutas es otra muestra de lo que puede resultar cuando el mal tiempo está a la orden del día. Fue tomada durante un torrencial aguacero y desde el bus en movimiento, sobre la vía a Mompox. Las gotas de agua subre la ventanilla producen un desenfoque similar al que lograbamos, en la época de la fotografía anánaloga, con el famoso filtro soft focus o foco suave de Cokin.

Con este enlace 5 Reasons Why Bad Weather Days are the Best Times for Photography encontrará algunas de las razones por las cuales los fotógrafos profesionales o aficionados serios aman el “mal” tiempo. Las condiciones atmosféricas adversas que para muchos son un martirio, para nosotros son una fuente de  placer.

Comments are closed