Fotografia Pictorica o Pictorialista

La Fotografia Pictorica o  Pictorialismo en la Actualidad

La fotografia pictorica fue un movimiento artístico que tuvo su su auge entre  finales del siglo 19 y principios del siglo 20.  Los fotógrafos de este movimiento utilizaban su cámara para manipular la imagen más que para registrar lo existente como tal. La idea era “crear” una imagen  más que simplemente registrarla fotográficamente.

A los fotógrafos pictóricos, más que documentar la realidad, les interesa embellecer al sujeto mediante la pose, la iluminación, la tonalidad…

Para el fotógrafo pictorialista -como en el caso del pintor, dibujante o escultor- la idea era proyectar su imaginación y lograr plasmar imágenes dignas de llamarse obras de arte. En otras palabras, era una opción más, diferente a la pintura, para ocupar un lugar en los museos, galerías y hogares como elemento decorativo digno  de exhibirse como cualquier otra obra artística.

En la actualidad las exposiciones de fotografías van a la par con las de pintura, con la opción no solo de exhibir las obras sino la posibilidad de venderlas al público como elementos decorativos. En resumen, la fotografía pictórica trata de imitar a la pintura, así como la pintura hiperrealista trata de lograr efectos de realismo fotográfico.

Todas las fotos que aparecen arriba en la galería fueron manipuladas en el post proceso, en Photoshop, mediante la utilización de diferentes plugins. El paisaje marino de Riohacha fue el producto del montaje de dos imágenes del mismo sitio, el atardecer y las palmeras.

Una de las fotos de las guaduas formó parte de una exposición en La Casa del Libro Total de Bucaramanga, Santander, Colombia.

El RETOQUE FOTOGRAFICO digital se ha convertido en una herramienta muy útil para el pictorialismo fotográfico ya que permite, de una forma relativamente fácil, “embellecer” al sujeto, alterarlo de tal forma que se puede convertir en una creación artística muy diferente a la imagen original.

Lo anterior es especialmente cierto en el caso del RETRATO ARTISTICO, en donde el “embellecimiento” de la modelo llega a su máxima expresión:  los posibles defectos del rostro pueden ser disimulados o corregidos totalmente, las arrugas o líneas de expresión del rosto también puede ser suavizadas, etc.

En el retoque de fotos de modelos, de ejecutivos, quinceañeras, novias en su boda  y rostros en general es mejor seguir el consejo de la abuela: ni tanto que queme al santo… ni tan poco que no lo alumbre. Es decir, el retoque fotográfico de ser moderado para suavizar las arrugas o muestras del paso de los años, no para eliminar estos “accidentes” de  piel.

Para más información sobre nuestros servicios de fotografía pictórica, favor llamarnos al 4701119 o 320 3008533, Herman Pinto.

 

 

 

Comments are closed