Fotografos Profesionales

Servicio Fotografos Profesionales – Bogotá Colombia

En Colombia es muy popular el dicho de que “aquí se le dice ‘doctor’ a cualquier pendejo”. Haciendo la analogía, se podría afirmar de que aquí en Colombia, cualquier aprendiz con cámara fotografica se hace llamar “fotografos profesionales“, así no tenga los mínimos conocimientos técnicos para poder ofrecer servicios de calidad realmente profesional.

En la época de la fotografía analógica, cuando prestaba servicio al público de foto estudio y laboratorio fotográfico ruve la oportunidad de conocer muchos “colegas” que prestaban el servicio de reportería social en bodas, 15 años, bautizos, primeras comuniones, etc.

Pude observar que muchos de los que se llamaban así mismos fotografos profesionales, los conocimientos técnicos sobre la materia eran mínimos. Simplemente con saber que usa cámara Pentax K1000 sincronizaba el flash a 1/60 de velocidad y que para su flash manual había que usar una abertura f8 a 3 metros, f11 a 2 y f5.6 a 4 o 5 metros era, para ellos, suficiente para prestar  sus servicios profesionales.  Ellos sabían que sus errores de exposición era corregidos, al menos  parcialmente,  por el laboratorio fotográfico que les imprimía sus fotos.

Lo  más triste del caso es que, como profesor de fotografía en varias instituciones educativas, tuve la oportunidad de conocer  a varios colegas que, con conocimientos tan limitados, se atrevía a “enseñar” las técnicas de la fotografía. Tampoco pude entender como los directivos de dichos establecimientos de educación universitaria pudieron haberlos contratado.

La astucia de estos profesores en sus cursos de fotografía consistía en dedicar todo el tiempo al laboratorio blanco y negro. Es decir, que cada alumno debe tomar un rollo b y n de 36 exposiciones, revelarlo, hacer su respectiva hoja de contactos y, por último, ampliar las fotos dentro del transcurso de la clase. Si eran 20 o más alumnos ahí se mata un semestre. Se puede concluir que el curso no era de técnicas fotográficas sino de laboratorio. Técnicas que en la era actual tienen muy poco uso desde el punto de vista comercial.

El problema grave con los “fotografos profesionales“, me decía una vez un cliente, es que le presentan a uno unas fotos muy bonitas y después entregan una porquería…

En mi caso particular, llevo más de 40 años enamorado de la fotografía, primero como un simple aficionado y posteriormente como profesional. Me inicié con un curso básico presencial en Londres, en una escuela de Kensington y, posteriormente, hice otro  curso con  New York Institute of Photography.

Y, para complementar, como dice el adagio latino “doscendo discitur”, enseñando se aprende, tengo una amplia experiencia enseñando fotografía en diferentes instituciones y en mi propia escuela. Actualmente solo dicto CURSOS PARTICUALES PERSONALIZADOS.

Para mayor información sobre nuestros amplios servicios de fotografía profesional, favor llamarnos al 4701119 de Bogotá o al celular 320 3008533, Herman Pinto Pabón.

 

Comments are closed.